Del Palace al Villa Xarahiz. De la tradición al glamour